El Café en Italia

Si bien es cierto que el café no procede precisamente de Italia como todos ya sabemos, tendemos a a pensar que los italianos son expertos en la preparación de este brebaje. No en vano son los inventores de cafés tan famosos como el espresso o el capuccino, y son además especialmente meticulosos a la hora de su preparación. Todo tiene su razón de ser:
Sobre el año 1570 un médico veneciano, Prospero Alpini, habría introducido el café en Europa. Así, Venecia fue la primera ciudad italiana en apreciar sus propiedades, que al principio se utilizaban como remedios medicinales.. Al poco tiempo ya se servía en lugares públicos por toda la ciudad y a comienzos de 1600 surgieron casas de café por todas partes, especialmente a lo largo y ancho de Italia. Un buen ejemplo de ello es el café Florián que lleva ofreciendo café desde entonces hasta la actualidad, en los bajos de los porches de la Plaza San Marcos.
Fachada Florian en Plaza San Marcos
imagen fotocommunity.de

Cafetera napolitana
imagen tumblr.com
El café era un producto muy preciado y consumido en gran medida por la aristocracia que lo ofrecía como un presente en representación de su amistad o amor. Poco a poco se fue introduciendo en todos los hogares convirtiéndose en Italia en un producto imprescindible para todo italiano. Tanto que el primer electrodoméstico para preparar café data de 1691 y es precisamente la caffetiera napoletana, aunque se desconoce quién lo inventó y no se patentó hasta más de un siglo después. Nosotros dedicamos el mes de Mayo de 2016 en nuestro calendario a esta cafetera tan especial. Puedes verlo aquí.
Existen muchos tipos de bebida de café en Italia, casi tantos como variedades de pasta, y hay que saber pedirlos si queremos disfrutarlos como se merecen:

  • Espresso : se dice que "es la esencia de una buena taza de café bien hecha", sin ningún tipo de aditivos, excepto el azúcar, y no en todas partes de Italia se le añade azúcar. Pero el espresso no es sólo un café solo. Se prepara con café de tueste natural y recién molido, servido en una taza de porcelana con apenas 3 centímetros de bebida y una espesa capa de crema. De hecho no suelen sobrepasar los 25 ml de café, por lo que el espresso dura poco en la taza pero proporciona una experiencia intensa de sabores y aromas. Suele acompañarse con un vaso de agua y no es habitual tomarlo por la mañana, sino a lo largo del día.
  • Capuccino: el auténtico capuccino italiano se realiza con una tacita de espresso, leche y espuma de leche. Se sirve en taza grande o ancha y no lleva nunca nata, aunque se le puede espolvorear a la espuma algo de canela o chocolate. Un italiano nunca tomaría un capuccino después de las 11:00 de la mañana. Para ellos es su desayuno y lo suelen acompañar con una pieza de bollería u otro dulce, por eso suele oírse en las cafeterías "capuccino e cornetto" (capuchino y croissant). Así que ya sabes; si pides un espresso a primera hora de la mañana o un capuccino a media tarde, todo el mundo sabrá que sólo estás de paso en Italia.
  • Stretto o Risttreto : se prepara con la misma cantidad de café que el espresso pero con menos agua, así es mucho más intenso.
  • Doppio: formamos un doppio si unimos dos espressos en una taza.
  • Lungo: se prepara con el doble de agua que un espresso.
  • Caffé macchiato: lo que podemos llamar aquí "un cortado", o "café manchado". Una taza de café con un poco de leche caliente.
  • Latte macchiato: Al contrario que el macchiato, éste es una taza de leche caliente que se "mancha" con un poco de café.
  • Caffé Correto: es un espresso al que se le añade un poco de licor de la zona. ¿Nos recuerda a nuestro "carajillo"?
  • Marocchino: espresso con cacao en polvo, leche con espuma, y servido en una taza de cristal pequeña.
  • Moccaccino: espresso con chocolate caliente y leche con espuma.
  • Caffé viennese: es como el moccaccino pero con nata montada.
  • Caffé con la panna : un espresso con nata montada.
  • Caffé freddo: café frío. Nosotros en verano apenas pasamos sin un café con hielo, pero pedir café con hielo en Italia y dejar que se derrita el hielo en el café es casi un sacrilegio pues lo aguaría y lo estropearía. Enfrían un risttreto en la nevera o lo pasan por hielo, pero nunca dejarían que se derritiera en el café.
  • Caffé Shakerato: café frío donde se bate espresso lungo con hielo, es más un batido que un granizado.
  • Granite di caffé: granizado de café.
  • Caffé all'americana: café negro con mucha agua, hecho además en cafetera de filtro, es decir, como los americanos.
Y después de esta lista, ¿a quién no le apetece darse un paseo por Venecia, Roma, La Toscana,... e ir saboreando en cada lugar una taza de café, más o menos intenso?

Cuéntanos tu experiencia, porque tenemos claro que detrás de una taza de café siempre hay una gran historia y queremos saber la tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias de antemano por interesarte por la cultura del café... Tu opinión cuenta